martes, 29 de noviembre de 2011

Bar Macarena, Vallecas (Madrid)

bar macarena vallecas madrid
El fin de semana pasado estábamos con pocas ganas de cocinar porque llevábamos un día bastante ajetreado. Abrimos google e hicimos una búsqueda de restaurantes de Vallecas. Buscando y buscando, apareció algo así como "carnes exóticas" y "huevos de avestruz". Eso llamó rápidamente nuestra atención y decidimos echarle un vistazo más detallado a aquel enlace. Vallecas no parece a priori el sitio más indicado para algo gourmet, dado que es un barrio más bien obrero.

Abrimos la página y encontramos la dirección del sitio. Echamos un vistazo en google maps, por localizar un sitio tan peculiar y nos llevamos una sorpresa bastante grande. Un bar llamado Bar Macarena, por delante del cual había pasado ya unas cuantas veces, con pinta de típica tasquilla de barrio, muy muy lejos de ser un sitio en el que podrías pensar que pondrían carnes exóticas. Pensando que era una broma o una confusión, hicimos nuevas búsquedas sobre el lugar. Curiosamente, todas las referencias que encontrábamos hablaban de las mismas carnes exóticas y del mismo huevo de avestruz. Demasiada casualidad, así que nos pusimos guapos y, sin quitarnos del todo el traje de escepticismo, nos dirigimos al Bar Macarena.

Cuando llegamos allí, efectivamente había en la puerta un cartel en el que se detallaba una lista considerablemente grande de carnes exóticas. Aquello era demasiado increíble como para perdérselo, así que entramos. Y sí, aquello era un bar de barrio, ni más ni menos. Pequeñito, de decoración rústica (a primera vista) y el último sitio donde irías a buscar un filete de ñu, impala, kobe o cocodrilo entre muchos otros (lamentablemente, el cocodrilo ya ni siquiera lo conseguireis aquí dado que está prohibido...a pesar de haber una granja de cocodrilos en Andalucía).
carta carnes exoticas bar macarena vallecas madrid

Lo primero que hay que decir es que el local es, a día de hoy, hiper reducido. Hay sitio para unas poquititas mesas y un par de barrilones que sirven de mesas supletorias. Nos acercamos a la barra y un señor muy simpático nos atendió. Nos dijo que esa noche ya estaba todo reservado, pero que para el día siguiente se podía reservar. Nos explicó un poco la carta, nos enseñó los precios y nos apuntó para el domingo a mediodía.

A las 14:15h estábamos allí dispuestos a dejarnos seducir. El mismo señor simpático estaba allí preparado para recibirnos y acomodarnos en una de las pocas mesas de las que dispone. Nos dio la carta, nos hizo un par de recomendaciones y aceptamos: huevo de oca con acompañamiento y ración de antílope con guarnición.
carta carnes exoticas bar macarena vallecas madrid

Increíblemente curiosos, le preguntamos cómo era posible que hubiera un sitio así en Vallecas. Nos explicó que un familiar suyo tenía una granja de avestruces y que a partir de ahí, y con muchos viajes entre medias, había ido recopilando las carnes y otras cosas interesantes. También nos contó que en Madrid había pocos restaurantes que ofrecieran estas carnes, que estaban todos en el centro y que eran infinitamente más caros. Esto podría considerarse como publicidad gratuita más o menos complicada de comprobar (por la escasez de sitios), pero la verdad es que yo hace un par de años estuve en uno de ellos y sí, era bastante caro para la ración que ponían. Para finalizar, nos explicó que las carnes iban sin salsa. ¿Sacrilegio? No, todo lo contrario: las salsas consiguen que la carne sepa a la salsa salvo que se busque una muy concreta que potencie su sabor. La idea de Javier, el dueño del local, es que la carne sepa a lo que sabe originalmente, así que sólamente lo acompaña de unas verduras a la plancha. Volviendo a aquel sitio que yo visité, lo cierto es que la carne de avestruz y no recuerdo qué otro animal sabían exactamente igual, concretamente a la salsa que los acompañaba.

El huevo de oca no se hizo esperar. Nos lo había vendido como "un huevo que sabe a huevo, de esos de hace 70 u 80 años". Sinceramente, no sé cómo sabrían esos huevos, pero sí sé cómo sabían los de hace 25 años. Efectivamente, aquel gigantesco huevo tenía un sabor increíble. Además, metes un cacho de pan en la yema y no se desparrama por todos lados, sino que parece que lo estás metiendo en una natilla. Demencial. Por cierto, que nos pedimos el de oca y no el de avestruz porque éste es descomunal y para cuatro. De hecho, la mesa de al lado se pidió ese huevo y no fueron capaces de comer nada más. El de oca, "más pequeñito", supuestamente tiene mucho más sabor, así que...supongo que fue buena idea ir sólo dos y no cuatro :)
huevo de oca carnes exoticas bar macarena vallecas madrid
huevo de oca carnes exoticas bar macarena vallecas madrid
huevo de oca carnes exoticas bar macarena vallecas madrid

Acompañando al huevo iban unas morcillas, chorizos, panceta, pimientos...en fin, un auténtico festín. Si no fuéramos tan curiosos, probablemente lo hubiéramos dejado aquí, ya que llena bastante. El vicio del pan (exquisitamente crujiente) y el acompañamiento llena, pero merecía la pena continuar y probar el antílope. Que conste, lo hemos hecho sobre todo por vosotros...podeis agradecernos el sacrificio cuando querais :)

Una ración de cuarto de kilo (250 gramos) de carne acompañada de un montón de verduras en su punto era la composición del segundo plato a compartir. Por experiencia sé que hay restaurantes en los que pides una parrillada de verduras y te sirven los alimentos quemados, deshechos y en raciones insultantemente pequeñas. Aquí no. Parece que no hay crisis y el plato es bastante generoso...y muy bien hecho. Si de algo pueden presumir (obviando el tema del exotismo) es de tener cogido el punto a las verduras. ¿Y el antílope? Pues os lo voy a definir con un ejemplo clarísimo: el mejor solomillo de ternera que hayais comido jamás es auténtica basura. Se deshace en la boca, tiene un sabor moderado tirando a ternera y es una delicia. No se puede decir mucho más, hay que probarlo y deleitarse con ello. Os adjunto foto del plato y de la interpretación en forma de pincho que se hizo el mapache aprendiz...
carne antilope bar macarena vallecas madrid
carne antilope bar macarena vallecas madrid

Finalmente, comentar que en la sección postres, a parte de una futura delicatessen china, tienen una carta tradicional combinando casero y comprado. Yo me pedí unas natillas y la verdad es que tenían pinta de muy caseras y estaban deliciosas.
natillas caseras bar macarena vallecas madrid

En otro orden de cosas, y una vez acabado el repaso a la comida, ¿recordais que dije que la decoración era un poco rústica? Bien, cuando te fijas con calma, ves que hay huevos de avestruz decorados (si te pides uno para comer, te regalan el cascarón limpito), cuadros africanos, un cráneo de muflón y otras muchas cosas. Es un sitio exótico como su carne, variopinto, raro, peculiar...digno de ver por su mezcla de tradición y extravagancia.

En una charla posterior que tuvimos con el dueño, nos contó que había un pequeño comedor-reservado para comidas de grupo. Fuimos a verlo y, aunque pequeñito, podrían estar tranquilamente ahí dentro entre 6 y quizás 10 personas. Eso sí, si no lo reservas con antelación...no esperes encontrarlo libre (ni ese, ni el general). En cualquier caso, en este próximo año se meterán a hacer ampliaciones, así que habrá más sitio y mesas disponibles.

Y bueno, podríamos contaros cosas durante horas, pero creo que lo mejor que podeis hacer es coger la mochila, tiempo para disfrutar, presentaros en Bar Macarena, en la calle Puerto de Pajares nº 5 (al lado de una de las salidas de la estación de metro L1 de Nueva Numancia) y conocer a Javier y su mujer, dejar que os cuenten su historia, sus peculiaridades, sus proyectos y deleitaros con sus carnes (bueno, con las suyas propias no, con las de los animales exóticos que ofrecen :P ).

¿Y precio? Pues depende con qué lo compares. Si lo comparas con un restaurante de comida rápida, probablemente caro. Si lo comparas con La terraza del casino, probablemente muy barato. El caso es que dos cañas dobles, pan, el huevo de oca, el antílope, las natillas caseras y un café que sabía a café (no os riais, no es ninguna tontería) salieron por 60 euros. De paso, dos pinchitos de ensalada y dos chupitos corrieron por cuenta de la casa. Sinceramente, no sé si sacarán mucho beneficio o no, pero os puedo asegurar que estos mismos platos no los conseguís así de baratos en el centro de Madrid. Y si lo conseguís, sospechad, porque algo raro ocurre...

PD: Si vais, decidle que vais de parte de La cocina del mapache feliz ;)
PD2: Como curiosidad final, a la hora de traerte la cuenta, te dejan un plato lleno de mini huevos fritos de gominola. Vaya empacho :D
gominolas bar macarena vallecas madrid

11 comentarios:

  1. ¡¡¡¡YO QUIEROOOOOOOOOOOO !!!! solo veo un problema , que en cuanto la gente hace "ampliaciones" tambien "amplian" el p`recio de las cosas , asi es que ya me estas reservando mesa para en cuanti que puedas acogerme en tu casa :)))))))))))

    ResponderEliminar
  2. Según ellos, la idea es poder meter a más gente para poder abaratar.

    Recordemos que están en Vallecas y no en el centro de Madrid...

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, nosotros llegamos alli solo para tomar un par de cañas, pero el dueño, como quien no quiere la cosa nos enseñó una paellera enorrrrrme con un huevo a avestruz rodeado de verduritas que se iban a comer los de la salita/reservado, nos dijo que cuando quisieramos podiamos reservar,etc...etc.., pero solo con la pinta del huevo nos convenció, aprovechamos que habia una mesa libre y nos pedimos 1 huevo pa´cuatro(se acabó la miseria). Estaba buenisimo!! y super abundante, yo y mi chico tenemos buen saque, la otra pareja menos, pero aun asi sobró un poco. Asi que un descubrimiento y un acierto total. MUY RECOMENDABLE, volveremos en manada a probar el huevo de emu y el de oca.

    ResponderEliminar
  4. Ummmm que delicia y sobre todo muy bien narrado ;) a propósito cuanto cuesta esa esquisitez??? el huevo de avestruz o de oca digo...

    ResponderEliminar
  5. Hola, muchas gracias por los comentarios :)

    Cada plato valía más o menos unos 25 euros de media, alguno menos, otros algo más.

    En cualquier caso, aunque parezca mucho, también es cierto que con dos platos comen dos personas tranquilamente. Si es un huevo de avestruz, de ahí comen cuatro personas tranquilamente y luego con un par de platos vas más que sobrado.

    En conclusión, la media por persona no debería sobrepasar los 25 euros, salvo que seas algún tipo de vikingo después de una dura batalla :)

    ResponderEliminar
  6. Yo estube en vallecas y me parecio el precio excesivo 58€ un huevo de avestruz!

    ResponderEliminar
  7. Restaurante agradable y familiar donde puedes degustar variedades de carnes exoticas k nunca podrias probar avitualmente y porsupuesto el grandioso huevo d avestruz.
    ¿Como puedo ver la foto k me hicistes ? XD

    ResponderEliminar
  8. Hola Anónimo

    La página de Facebook donde cuelgan las fotos de los que se atreven con el huevo es la siguiente:

    https://www.facebook.com/profile.php?id=100002950851500&ref=ts

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. buah yo fui a este restaurante y es genial!!!quiero volver a probar toda la carta!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros tenemos que volver para ver la reforma, a ver si en breve...

      Eliminar
  10. gracias por la recomendación lleve a mi familia y genial salimos encantados comimos cocodrilo que nos comentaron que lo acababan de traer otra vez muy recomendable de hecho ya tengo programada la cena de la empresa allí los llevare para sorprenderlos otra vez gracias

    ResponderEliminar