miércoles, 1 de agosto de 2012

Postres: Flan de huevo casero


Uno de esos postres que todos deberíamos de recordar de la infancia es el flan. Y las natillas y el arroz con leche. Yo, que soy muy sentimental y me gusta la comida "de toda la vida", en ocasiones intento reproducir aquellos sabores y texturas.

A día de hoy hay flanes en sobre que con mezclar leche hirviendo y polvos mágicos te hacen un flan estupendo. Seamos sinceros: eso está bien para unas prisas, pero no le veo la gracia.

Alguna que otra vez intentando hacer natillas me pasé de tiempo y acabé con un estupendo flan. Quería repetir con un flan de huevo al horno y busqué por internet. Encontré la receta de flan casero de El Aderezo, receta que se encontró de su madre, así que decidí usarla para ver cómo quedaba. El resultado, excepcional :)



El material usado:


- Flanera (como no tengo, usé un recipiente de cristal tipo tazón)
- Sartén
- Horno



Los ingredientes:


- 2 huevos
- 300ml de leche
- Una cucharadita de extracto de vainilla
- 4 cucharadas soperas de azúcar que al cambio son unos 100gr



El proceso:


Lo bueno de este postre es que no tiene casi trabajo y lo único que hay que hacer es esperar a que se haga en el horno la mezcla.

Los ingredientes especificados son para dos personas, quizás tres con una ración pequeñita. Si sois muy golosos, sólo para uno :D

Lo más costoso será hacer el caramelo. Costoso porque es muy fácil que no salga bien y que quede algo terriblemente amargo e insufrible. En una sartén echaremos un par de cucharadas de azúcar (o tres, o cuatro... o mil si quieres ir luego rechupeteando) a fuego medio. No echaremos agua y lo dejaremos ahí tranquilamente hasta que empiece a deshacerse ello solito. Pasado un rato empezará a coger un color marronáceo muy bonito y será el momento de sacarlo. Por cierto, el azúcar de este caramelo no sale de las cuatro cucharadas que pusimos ahí arriba... es azúcar extra ;)

Repartiremos este caramelo por la flanera o recipiente que vayamos a usar con la intención de que no se pegue luego el flan y sea fácil desmoldarlo.

Y una vez hecho esto, vamos preparando el horno a 200º y mezclamos todos los ingredientes que especificaba arriba. Los batimos bien y los echamos en el molde cubierto de caramelo. Ahora preparamos otro recipiente en el que quepa nuestra flanera y lo llenamos de agua de tal manera que al poner la flanera dentro, quede cubierta algo más de la mitad de ésta.

Meteremos el recipiente con el agua y la flanera en el horno y lo dejaremos aproximadamente una hora, tiempo después del cual habrá que dejarlo enfriar al aire y luego meterlo al frigorífico.



La finalización:


Aunque la receta original dice que es mejor dejarlo reposar en el propio molde de un día para otro, no pudimos esperarnos y lo dejamos sólo unas tres horas en el frigorífico. El resultado ya veis que es muy bueno (las fotos son pasadas esas tres horas) y efectivamente dos días después el flan seguía de muerte e incluso podría decir que mucho más rico.

Para desmoldarlo, podeis confiar en que todo vaya bien o ser unos desconfiados y con mucho cuidado ir despegando los bordes con una puntilla o similar.

Se pone un plato coronando la flanera, se da la vuelta al conjunto rápidamente y ahí está (o debería) vuestro flamente flan de huevo casero listo para ser devorado con todo su caramelo bien rico ;)



6 comentarios:

  1. ÑAM ÑAM XDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente éso es lo que hicimos: ñam ñam ñam ñam ñam, sin compasión :D

      Eliminar
  2. Como me gusta el flan!! Y el tuyo tiene una pinta estupenda!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Se ve que te quedó divino. Me comería un pedacito, pero voy a tener que ir a buscar otro postre al refri ;-)
    Saludos,
    Vero

    ResponderEliminar