sábado, 20 de julio de 2013

Recetas rápidas: Arroz y salmón cítricos


Seguimos con el tema de hacer recetas fresquitas, sanas, equilibradas, fáciles y rápidas para el verano.

El protagonista de hoy es el salmón, un pescado muy muy agradecido, muy nutritivo, exquisito y... bueno, yo qué sé, que me encanta y siempre que puedo lo uso.

Para intentar no restarle mucho sabor, lo acompañaremos de arroz y lo marinaremos en limón durante no demasiado tiempo. ¿Te apuntas?



El material usado:


- Recipiente
- Cazuela
- Exprimidor
- Rallador



Los ingredientes:


- Arroz
- Salmón (fresco, no ahumado)
- Limón y/o lima



El proceso:


Lo primero que haremos será cortar el salmón en cachitos pequeños. Desmigarlo, en definitiva. Haremos el zumo de un limón o dos (o diez, dependiendo de la cantidad de salmón y del zumo que tengan los limones) y podemos rebajarlo con un poquito de agua para que no sea tan fuerte.

Pondremos el zumo y el salmón en un recipiente, taparemos con film plástico y guardaremos en la nevera algo menos de una hora.

Mientras tanto, por hacer algo, iremos cociendo el arroz. Agua caliente, echar el arroz, 12 o 20 minutos y listo.

También podemos coger la cáscara del limón, un rallador e ir sacando virutas de la parte amarilla de la cáscara (sin llegar a la blanca, imprescindible).

A estas alturas el salmón ya debería haber cambiaddo de color y estar más blanquecino. Si somos atrevidos, podríamos comérnoslo así sin más, pero por si acaso vamos a darle una vuelta en la cazuela con el arroz para que se cocine. Ojo, no más de tres minutos porque el pescado se pasa rápido y además lo tenemos en cachos muy pequeños (y ya cocinado con el limón).

Aprovecharemos también para echar parte del limón del marinado y darle un toque de sabor extra. Obviamente el arroz debería estar sin líquido previamente, para que no quede una sopa :)



La finalización:


Cuando lo tengamos todo, serviremos en el plato y espolvorearemos con un poco de la ralladura de limón.



Consejos y apuntes finales del chef:


Este plato considero que debería servirse frío, así que yo lo metería en el frigorífico un buen rato antes de ponerlo en la mesa ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada