domingo, 17 de noviembre de 2013

Postres: Naranja con almíbar ligero de pseudo cítricos


Hoy os traigo una receta fácil, muy rica y que lleva fruta.

Aprovechando unas naranjas que tenía por ahí, una raíz de jengibre y mi nueva botella de Cointreau, decidí repetir receta que hacía tiempo que no caía en mis manos. No es la receta original (algún día la pondré), pero sirve igualmente. Sólo echo en falta un poco de menta, pero no se puede tener todo en esta vida...



El material usado:


  • Puntilla bien afilada.
  • Cazo.
  • Colador.



Los ingredientes:


  • Naranjas.
  • Jengibre en raíz.
  • Hierba limón (yo la he usado deshidratada).
  • Azúcar.
  • Cointreau (sirve Grand Marnier o cualquier licor anaranjado).
  • Menta.



El proceso:


  • Cortamos el jengibre en cachitos pequeñitos y lo ponemos junto con azúcar, la hierba limón y agua en un cazo a fuego lento. Para dos personas he echado medio vaso de agua, un centímetro de jengibre, cuatro rollitos de hierba limón y he cubierto el fondo del cazo (12cm de diámetro) con azúcar. Todo esto ha sido a ojo, así que cada cual que innove y pruebe ;)
  • Mientras va reduciendo e infusionando todo lo anterior, cortaremos las naranjas. Cortaremos la parte de arriba y la de abajo para que sea más fácil pelarla y procederemos con la puntilla a quitar la piel y lo blanco para que no amargue.
  • La parte divertida y laboriosa viene ahora: Desgajar lo más limpiamente posible la naranja. Aquí es donde necesitaremos la puntilla bien afilada...
  • Como sabeis, los gajos llevan una especie de piel por encima. La idea es eliminarla. ¿Cómo?. Podemos observar que hay unas líneas blancas que van de arriba a abajo, como meridianos de la Tierra. Lo que hay que hacer es sacar el gajo que hay justo entre cada dos meridianos. Los quince primeros se os resistirán y saldrán mal seguramente, pero luego es fácil y no cuesta nada.
  • Cuando acabemos con las naranjas, colaremos la infusión y la devolveremos al cazo junto con las naranjas y una buena cantidad de azúcar (un par de cucharadas soperas, por ejemplo). Dejaremos que reduzca tranquilamente, como si estuviéramos haciendo una mermelada. Vigilaremos que no se pegue ni se quede sin líquido, pero no lo moveremos demasiado. Fuego lento y paciencia.
  • Cuando ya veais que es hora de ir quitando el cazo, será el momento de echar Cointreau. No demasiada cantidad, ni durante demasiado tiempo porque pierde el sabor. Sólo lo dejaremos lo justo para que evapore el alcohol.
  • Si tenemos menta, la picamos y la espolvoreamos para mezclar bien con todo.



Consejos y apuntes finales del chef:


  • La cáscara de la naranja que hayamos quitado se puede incluir al principio junto con el jengibre y la hierba limón para darle más aroma y sabor.
  • De la misma manera, el zumo de la naranja se puede añadir tanto durante como después de la cocción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada